Noticias

APLICACIÓN DE LA COTIZACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL DE LAS PERSONAS QUE DESARROLLAN PROGRAMAS DE FORMACIÓN Y PRACTICAS NO LABORALES Y ACADÉMICAS

16 ene

APLICACIÓN DE LA COTIZACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL DE LAS PERSONAS QUE DESARROLLAN PROGRAMAS DE FORMACIÓN Y PRACTICAS NO LABORALES Y ACADÉMICAS

Ante la preocupación por la aplicación de la cotización de las personas que desarrollan programas de formación y prácticas no laborales y académicas que viene regulada en el RDL 28/2018, les informamos de lo siguiente:

La cotización de los contratos en prácticas viene desarrollada en la disposición adicional quinta del RDL 28/2018 que les transcribimos a continuación:

“Disposición adicional quinta. Seguridad Social de las personas que desarrollan programas de formación y prácticas no laborales y académicas.

1. La realización de prácticas formativas en empresas, instituciones o entidades incluidas en programas de formación, la realización de prácticas no laborales en empresas y la realización de prácticas académicas externas al amparo de la respectiva regulación legal y reglamentaria, determinará la inclusión en el sistema de la Seguridad Social de las personas que realicen las prácticas indicadas, aunque no tengan carácter remunerado. Las prácticas a que se refiere el párrafo anterior comprenden las realizadas tanto por alumnos universitarios de titulaciones oficiales de grado y máster como por alumnos de formación profesional de grado medio o superior.

2. Las personas indicadas en el apartado 1 quedarán comprendidas en el Régimen General de la Seguridad Social, como asimiladas a trabajadores por cuenta ajena, con exclusión de la protección por desempleo, salvo que la práctica o formación se realice a bordo de embarcaciones, en cuyo caso la inclusión se producirá en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

3. El cumplimiento de las obligaciones en materia de Seguridad Social corresponderá:

  • a) En el caso de prácticas y programas formativos remunerados, a quien corresponda de acuerdo con la normativa aplicable en cada caso.
  • b) En el caso de prácticas y programas formativos no remunerados, a la empresa, institución o entidad en la que se desarrollen aquellos, salvo que en el convenio o acuerdo de cooperación que, en su caso, se suscriba para su realización se disponga que tales obligaciones corresponderán al centro educativo en el que los alumnos cursen sus estudios.

4. La cotización a la Seguridad Social se efectuará, en todo caso, aplicando las reglas de cotización correspondientes a los contratos para la formación y el aprendizaje, sin que exista obligación de cotizar por las contingencias de desempleo, ni al Fondo de Garantía Salarial ni por formación profesional.

5. Lo previsto en esta disposición resultará de aplicación a las personas cuya participación en programas de formación o realización de prácticas no laborales y académicas, de carácter no remunerado, comience a partir del día primero del mes siguiente al de la entrada en vigor de la norma reglamentaria de desarrollo a que se refiere el apartado siguiente.

6. El Gobierno, en el plazo de tres meses a partir de la entrada en vigor de este real decreto-ley, procederá a desarrollar lo previsto en esta disposición y a adecuar a la misma las normas reglamentarias sobre la materia.

7. Las personas a las que hace referencia la presente disposición que, con anterioridad a su fecha de entrada en vigor, se hubieran encontrado en la situación indicada en el misma, podrán suscribir un convenio especial, por una única vez, en el plazo, términos y condiciones que determine el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que les posibilite el cómputo de la cotización por los periodos de formación realizados antes de la fecha de entrada en vigor, hasta un máximo de dos años.”

Como podrán comprobar la redacción es ciertamente un poco confusa, pero vamos a tratar de explicarla:

Ámbito de aplicación:

La aplicación de esta disposición es para aquellas personas que participen en programas de formación y prácticas no laborales y académicas, de carácter tanto remunerado como no remunerado.

 

Programas de formación y prácticas no laborales y académicas remuneradas:

El cumplimiento de la obligación de cotizar será para quién corresponda en el caso de que las prácticas y los programas formativos sean remunerados (hasta ahora la obligación de cotizar correspondía a la empresa)

 

Programas de formación y prácticas no laborales y académicas no remuneradas:

Si las prácticas y los programas formativos no son remunerados la obligación de cotizar recaerá en la empresa en la que se desarrollen aquellos, salvo que en al acuerdo de cooperación o en el convenio que se suscriba con el centro educativo donde los alumnos cursen sus estudios, se especifique que tales obligaciones corresponden al citado centro educativo.

Esta obligación de cotizar por la empresa donde se realizan las prácticas o que se desarrollen los programas de formación es una novedad introducida por este RDL.

 

Entrada en vigor de esta disposición:

Dicha participación ha de comenzar a partir del día primero del mes siguiente al de la entrada en vigor del reglamento de desarrollo de esta disposición. El Gobierno se da un período de tres meses para desarrollar lo previsto en esta disposición.

Es decir, cuando el Gobierno proceda a desarrollar lo previsto en esta disposición y adecuar a la misma las normas reglamentarias sobre la materia, habrá que empezar a computar el plazo para cotizar obligatoriamente, de acuerdo con lo establecido en la citada disposición adicional quinta más arriba transcrita.

 

Para que sea más comprensible, les ponemos un ejemplo:

Imaginemos que el Gobierno desarrolla lo previsto en esta disposición adecuando a la misma las normas reglamentarias sobre esta materia el día 20 de marzo de 2019. En este supuesto la obligación de cotizar afectará a las personas que desarrollen programas de formación y prácticas no laborales y académicas que se lleven a cabo a partir del uno de abril de 2019.

La redacción de este RDL, podrá ser modificada cuando el Gobierno desarrolle esta disposición y habrá que estar pendientes de los términos en los que finalmente queda redactada la misma.

Documento elaborado por:

José Miguel Nieto Martínez

Abogado-economista